¿Qué tener en cuenta al elegir el sistema energético de tu intralogística?

sistemas energéticos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seleccionar un sistema energético amigable con el medio ambiente ha tomado cada vez más relevancia en la intralogística. Actualmente, se cuenta con varias opciones para accionar las carretillas industriales, por ejemplo: baterías de plomo, tecnología de iones de litio y sistemas de pilas de combustible, cada una presenta un impacto diferente en los centros de distribución. 

A continuación te presentamos algunos aspectos a tener en cuenta al momento de escoger el sistema energético ideal para tus carretillas industriales.

Baterías de iones de litio

Estas baterías pueden cargarse en cualquier momento, lo cual permite utilizar el vehículo las 24 horas del día sin necesidad de cambiar el sistema energético. Esta opción garantiza la máxima disponibilidad de carretillas en los diferentes turnos del CEDI. En cuanto a la infraestructura, esta alternativa no implica grandes exigencias en infraestructura. Sin embargo, la inversión necesaria para contar con este tipo de baterías sigue siendo muy alta.

Baterías de plomo

Este tipo de baterías las podemos encontrar en los vehículos convencionales, siendo muy aplicadas en los motores de arranque por su intensidad de corriente. Sin embargo, su rendimiento y eficiencia energética son menores en comparación a las baterías de litio. También es importante tener en cuenta que su costo de adquisición es mucho menor comparado a las de litio, pero la duración de su vida útil es hasta tres veces menor.

Pilas de hidrógeno

Estas pilas funcionan a partir de la reacción del hidrógeno y el oxígeno, lo que permite generar energía eléctrica limpia. A esto se debe su gran capacidad de generar energía, pues a las baterías de litio y plomo no se les suministra de forma externa reactantes que amplíen su eficiencia energética. Con esta alternativa se logra transformar la energía química almacenada en el hidrógeno y oxígeno para generar corriente de forma continua mientras se mantenga el suministro de reactantes. 

Lo particular de este sistema energético es que la energía se genera al interior de la máquina, no proviene de un enchufe. De esta forma, se evitan tiempos de inactividad por carga.

Optar por uno u otro sistema energético dependerá de factores como presupuesto, tiempo y aplicación.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
De Interes

Artículos de Interes