El uso de IoT para hiperconectar la logística

Portada

La tecnología continúa transformando la industria y la vida diaria completamente al compartir datos constantes en tiempo real. Justamente,  el IoT o Internet de las cosas es esa tendencia capaz de conectar los nuevos desarrollos tecnológicos en función de una tarea específica.

¿Qué es IoT o Internet de las cosas?

Internet de las Cosas (en inglés, Internet of things, abreviado IoT) es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet.

Las computadoras están sobre nuestros escritorios, en nuestras maletas, en nuestra ropa, en nuestro hogar y hasta en nuestros cuerpos. No solo son cada vez más comunes, inteligentes y conectadas, sino que adquieren sentido y se convierten en una extensión de nosotros mismos.

El IoT se constituye en una de las últimas tendencias en el campo de la tecnología y es definido como “el acto de conectar cualquier dispositivo a internet, desde teléfonos celulares hasta máquinas de café”.  Dicha funcionalidad va acompañada de una capacidad de cómputo posible gracias a microchips de tamaño diminuto, que incluso, tienen las medidas de un botón de camisa.

¿Qué nos ofrece?

Como la gran mayoría de los avances tecnológicos, el objetivo que pretende alcanzar es hacer más cómodas nuestras vidas, así como proporcionar una mayor seguridad en diversos ámbitos.

Pongamos un ejemplo: Imaginemos una nevera que fuese capaz de avisarnos cuando perdiese temperatura o indicarnos que algún alimento ha caducado. La IoT nos ofrece millones de escenarios por descubrir.

Uso de IoT en los procesos logísticos

La tecnología IoT está configurada para transformar la logística a través de la hiperconexión de los procesos. Actualmente, vemos una gran implementación del Internet de las Cosas en los procesos de transporte y almacenamiento.

Este tipo de tecnologías han permitido contar con una cadena de suministro más rápida y eficiente. Asimismo, la automatización de ciertos procesos ha permitido disminuir errores comunes en las operaciones. 

IoT en el transporte

Para una empresa logística contar con un sistema de gestión de tráfico basado en Internet de las cosas (IoT) es una gran ventaja competitiva. Es claro que el tiempo es dinero y mucho más cuando los retrasos por el tráfico se traducen en malas experiencias al cliente final.

Al reducir los tiempos de recorrido de las rutas las empresas logran aumentar el número de entregas diarias. Esto se traduce en un mayor número de ventas y una reducción en costos y esfuerzos operativos.

IoT significa mucho más que conectar cosas

Fotografía que representa la hiperconexión de IoT

La revolución del IoT es mucho más que simplemente proporcionar conexiones en tiempo real de objetos con dispositivos. El Internet de las Cosas (IoT) se ha convertido en una fuerza de cambio asombrosa que ha forjado el camino para más oportunidades de innovación.

La capacidad de ver y procesar lo que está sucediendo dentro y alrededor de las organizaciones está propiciando la creación de otras formas de trabajo. Además, ofrece nuevas alternativas para llegar a los clientes.

Si bien hoy encontramos grandes avances aún hay trabajo por hacer. Los datos deben identificarse e integrarse, por lo que las empresas y clientes deben incorporarse dentro de las redes de datos. 

Muchas organizaciones cuentan con estrategias sobre el IoT en la actualidad. Es bueno considerar algunos factores en la adopción de una correcta estrategia de utilización del IoT.

Finalmente, lo más importante para una correcta incorporación del IoT es contar con una cultura corporativa flexible. Debemos entender que la innovación se produce en todos los niveles, por lo que la confianza en las personas y los datos es el combustible para las empresas digitales de hoy y de mañana.

“Tienes que aprender a confiar en los datos, casi como un piloto tiene que aprender a confiar en los instrumentos”.

Comparte esta publicación