Tecnología blockchain y el transporte marítimo global

Portada
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El transporte marítimo internacional es el motor de la economía global, ya que representa alrededor del 90% del comercio mundial. Eso no es fácil de expresar en términos monetarios, aunque los expertos lo estiman en más de US$10 billones al año. Pese a esto, la industria del transporte marítimo global debe luchar contra los altos costos y contra el alto nivel de contaminación.

Por: Alexander Eslava Sarmiento

Consultor Portuario – Especialista en logística internacional

La tecnología blockchain puede ayudar a solucionar ambos problemas, reduciendo los costos administrativos y brindando soluciones amigables con el medio ambiente. Todo mientras protege a la industria del cibercrimen y la piratería, garantizando un trato más justo para todas las partes involucradas. 

El blockchain está impactado la industria marítima al construir ecosistemas comerciales eficientes entre las partes al brindar múltiples beneficios a importadores, exportadores, agencias de aduana, transportadores, forwarders, armadores, brókers, operadores portuarios, prestadores de servicios logísticos, logístas 3P, logístas 4P, e incluso, a gobiernos de Estados, ya que acelerar el flujo de datos distribuidos entre las partes, al mismo tiempo reduce la dependencia de la arquitectura típica de las TICs (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) que afecta en la actualidad a un sin número de empresas y organizaciones.

Una de las partes más prometedoras del blockchain para la industria del transporte marítimo global es su capacidad potencial para erradicar el papeleo. En el flujo físico de mercancías entre exportador e importador, las organizaciones navieras, buques y  funcionarios se ven obligados a gestionar más de 20 tipos de diferentes documentos (General Declaration, Cargo Declaration, Ship’s Stores Declaration, Crew’s Effects Declaration, International Tonnage Certificate, International Load Line Certificate, Intact stability booklet, Damage control booklets, Minimum safe, Manning document, Purchase contract sale, Commercial bills, Packing list, Credit letters, Bill of Lading, Certificate of origin, Health certificate, Phytosanitary certificate, Certificates of conformity, Export license, Import license, Customs declarations, Customs inspection documents, etc.).

El procedimiento de revisión de documentos lleva mucho tiempo, lo que en el peor de los casos tarda más que el transporte real de puerto de origen a puerto de destino. Por tanto, ralentiza el proceso de transporte y aumenta el precio de los bienes.

La literatura técnica indica que la documentación relacionada con las obligaciones en el transporte, por sí sola, representa del 5 al 10% de los costos totales del mismo. Adicional a esto, la mayoría de esos documentos no brindan visibilidad y seguridad en tiempo real, lo que con frecuencia causa contratiempos en los acuerdos financieros. Este tipo de retrasos e ineficiencia son difíciles de aceptar en un mundo digital basado en datos.

En 2014, Maersk Line realizó el seguimiento a dos contenedores refrigerados estibados con rosas y aguacate, los cuales fueron enviados desde Kenia a Rotterdam, y se hizo con el objeto de identificar de manera real la complejidad de los procesos físicos y trámites burocráticos que acompañan a cada envío. Se evidenció que en el trayecto participaron al menos 30 agentes y más de 100 personas, el número de interacciones superó las 200.

El envío tardó 34 días en llegar desde el punto de origen del producto hasta los minoristas, incluido un período de espera de 10 días para gestionar y tramitar los documentos. Uno de los documentos, el de mayor importancia, desapareció y días después fue hallado entre una pila de papeles.

La tecnología blockchain elimina la remisión de documentos impresos, acelera las operaciones logísticas de transferencia de carga, minimiza el riesgo de sanciones por cumplimiento de aduanas que se imponen a los clientes, además de ahorrar anualmente cientos de millones de dólares a la industria marítima.

Los compradores y vendedores de carga, fletadores, bancos, armadores, autoridades portuarias, agentes de aduanas y otras partes con acceso a claves privadas y públicas, podrían conectarse entre sí, almacenar e intercambiar datos, completar transacciones, intercambiar pagos de forma segura y sin preocuparse por realizar seguimiento sistemático a las pilas de papeles.

El blockchain tiene el potencial de disrumpir en la industria del transporte marítimo global, al beneficiarse de manera extraordinaria de una robusta plataforma digital para el intercambio de datos en tiempo real. De hecho, desde 2017 el transporte marítimo global ha estado probando aplicaciones de la tecnología blockchain.

Algunas de las compañías navieras más importantes, como la Maersk Line, Hyundai Merchant Marine (HMM) y Maritime Silk Road, se han asociado con gigantes tecnológicos con el objeto de crear sistemas de envío eficientes con el apoyo de la tecnología blockchain, y así, agilizar la logística marítima global.

La tecnología blockchain beneficia la industria del transporte marítimo global al realizar, entre otros, análisis predictivo a los grandes volúmenes de datos de la industria marítima (alrededor de 100 a 120 millones de puntos de datos cada día), gracias a su potencial para optimizar las operaciones, mejorar la ciberseguridad y aumentar la eficiencia general de la cadena de suministro global.

Sin embargo, los datos por sí solos no tienen el potencial de disrumpir la forma en que funciona la industria marítima. Las empresas, los puertos y los gobiernos deben analizar la información para obtener beneficios reales de los resultados.

Lo arriba señalado no era imposible antes de la llegada del blockchain ya que, para las tecnologías existentes, reunir y analizar esta cantidad de datos de manera eficiente les era imposible, los sistemas de intercambio de información entre organizaciones eran manuales y desactualizados, y la falta de coordinación y el intercambio de información resultaba en poca transparencia y en una falta generalizada de confianza entre las partes involucradas.

La multitud de diferentes actores en la cadena global de suministro, sus relaciones, sus diferentes regulaciones y el alto costo de la información contribuyen de manera inherente con las barreras que impiden el comercio mundial.

El blockchain lo puede lograr al colocar datos cruciales en un solo lugar, con el apoyo de una plataforma única para todos los actores que operan a lo largo de la cadena global de suministro.

Al rastrear la carga en tiempo real, utilizando tecnología blockchain, las compañías navieras y los puertos pueden planificar con anterioridad procesos y operaciones terrestres, acelerar trabajos del terminal portuario, por tanto, reducir costos logísticos ocultos, predecir mejoras y aumentar la eficiencia en las operaciones logístico-portuarias.

En consecuencia, antes de su arribo a los puertos, los buques pueden transferir documentos e información digital, autónoma y segura a las autoridades portuarias, departamentos de seguridad, aduanas, operadores de terminales y a todas las demás partes involucradas en las operaciones portuarias. En el puerto, las herramientas basadas en inteligencia artificial, como las herramientas de verificación automática de documentos, aceleran los procesos inherentes al transporte marítimo.

El transporte marítimo global incluye múltiples partes, con el inconveniente que la mayoría de estas se comunican a través de interminables cadenas de papel. El envío de rosas y aguacates desde Kenia a Rotterdam logró generar una pila de papel de 25 cm de altura, y el costo de gestionarla superó al costo de transportar los dos contenedores-.

En la actualidad es imposible rastrear en tiempo real algunos envíos, especialmente en lo que respecta a contenedores intermodales. Esto, combinado con altos volúmenes de transacciones, conduce a poca o ninguna transparencia en la mayoría de los procesos de la logística marítima. El blockchain puede asegurar la integridad de cualquier registro, reduciendo el riesgo de daños, pérdidas, averías o faltantes.

Al reemplazar el antiguo sistema de papel, todas las partes involucradas con la tecnología blockchain tienen acceso a la información, lo que facilita la planificación eficiente de las operaciones y el ahorro en costos.

El blockchain es un “Libro digital de registros distribuidos”; es decir, es una lista, una hoja de cálculo o una base de datos que se comparte entre los distintos nodos en una red distribuida utilizada para registrar transacciones en las que los datos antiguos no pueden modificarse.

Se basa en un programa de software de código abierto de punto a punto que está completamente descentralizado. Por tanto, un “Bloque” contiene información sobre una transacción, como firmas, marcas de tiempo, identificadores únicos y cualquier otro dato que la transacción busca capturar.

Una vez que se agrega un bloque a la cadena de bloques, las computadoras de la red compiten para autenticar el bloque, con la esperanza de obtener la recompensa ofrecida a la primera computadora para verificar la transacción. El bloque se sella, lo que hace que la transacción no se pueda modificar. El blockchain es un tipo de hoja de cálculo global o “libro mayor” de transacciones distribuidas, apoyado en la “nube”.

Las cadenas de bloques se ejecutan en computadoras proporcionadas por voluntarios de todo el mundo. Por tanto, no hay una base de datos central para «Hackear». La cadena de bloques es pública y encriptada. Aunque nada es inquebrantable, es extremadamente difícil eliminar, duplicar, manipular o copiar registros.

La utilización de distintas técnicas criptográficas y la naturaleza descentralizada y distribuida de las plataformas de cadenas de bloques, hacen que estas plataformas sean muy resistentes a los ataques cibernéticos, en comparación con las bases de datos convencionales.

La naturaleza inalterable y distribuida de la tecnología blockchain hace innecesarias las copias de seguridad de las bases de datos, lo que supone una disrupción en los procesos de recuperación en caso de fallo informático.

Una vez añadida a la cadena de bloques, la información se comparte con el conjunto de la red y se guarda en todos los nodos (un nodo es un ordenador conectado a la red). Cada nodo conserva una copia de los datos que se añaden a la cadena de bloques, y es prácticamente imposible modificarla. Si uno de los nodos resulta afectado por un fallo, la información puede recuperarse fácilmente.

Por tanto, el blockchain garantiza confianza, de manera colectiva, de lo que sucede en línea. Como la información almacenada es imposible de eliminar o editar sin dejar rastros, por tanto, genera seguridad, reduce los errores de entrada de datos y optimiza la detección de fraudes.

Esto asegura que cada transacción registrada cumpla con todas las reglas de la red de usuarios. Una vez que los datos se han almacenado en un bloque, no se pueden modificar o eliminar a menos que la mayoría de los usuarios de la red acepten la solicitud de revisión o eliminación.

Esto hace que sea casi imposible la intrusión de «hackers». También evita que futuros delincuentes que trabajan en la cadena de suministro alteren la información confidencial, permitiendo a su vez, racionalizar inspecciones a las mercancías por parte de las autoridades portuarias.

Con millones de transacciones procesadas cada día en la industria del transporte marítimo global, el blockchain no solo aumenta la eficiencia en la gestión de datos, sino que proporciona ahorros a largo plazo para las organizaciones dependientes, aún, de la transmisión EDI (Intercambio Electrónico de Datos), al permitir la difusión segura y abierta de la información de sus cargas a nivel global. Un EDI puede enviarse fácilmente a varias personas, duplicarse y reimprimirse.

Un importador que simplemente confía en un EDI enfrenta el riesgo de ser defraudado y el transportista enfrenta el riesgo de entregas incorrectas. El código de software del blockchain permite la automatización de tareas que generalmente se manejan manualmente.

Esta automatización ayuda a proporcionar actualizaciones en tiempo real a las partes que se acercan al “libro mayor”. La información se almacena en una ubicación que puede ser vista por cualquier usuario.

Esto asegura total transparencia a todos los miembros y permite realizar evaluaciones de riesgo de la contraparte, ya que todos tienen acceso a todas las transacciones realizadas previamente por cada parte, mejorando así la visibilidad.

El blockchain es un medio persuasivo para conectar clientes, transportistas, pedidos y pagos en tiempo real. La transparencia del software del blockchain elimina la necesidad de confiar en llamadas telefónicas, correos electrónicos, entre otros, para las debidas actualizaciones de estado.

A medida que la carga transita a través de la cadena global de suministro, desde su punto de origen hasta su punto de destino final, deja un camino de copias impresas y documentos electrónicos. Cada documento cumple su propio propósito financiero, legal o reglamentario, pero la forma en que actualmente se comunica y comparte no es eficiente. La tecnología blockchain permite que todos estos datos se transmitan de manera continua y segura.

Espere en nuestra próxima edición la continuidad de este artículo enfocado en blockchain y la tecnología y el transporte marítimo global, en donde hablaremos y explicaremos cómo el blockchain empodera la industria del transporte marítimo global en una verdadera era digital.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email