Midiendo la Huella de Carbono

347
452

Midiendo la Huella de Carbono

{accesstext mode=»level» level=»registered»}


Contáctenos


Dada la importancia que tiene controlar el daño que causan al ecosistema las actividades realizadas por el ser humano es necesario contar con un sistema que permita calcular este impacto y diseñar estrategias que apunten a adecuar aquellas acciones que más perjudican al medioambiente.

Empezaremos por decir que al hablar de Huella de Carbono se hace referencia a la cantidad de “Gases de Efecto Invernadero” que genera cada persona, hogar o empresa con sus actividades cotidianas.

De acuerdo con los expertos existen dos clases de Huella de Carbono:

Primaria o Directa: Cantidad de dióxido de carbono (o de otro Gas de Efecto Invernadero) que se generan directamente de las acciones que dependen en su totalidad de las personas (conducir un vehículo, prender el aire acondicionado o utilizar el computador, entre otras).

Secundaria o Indirecta: Muestra la cantidad de gases contaminantes que producir la manufactura y descomposición de todos los artículos que se compran y se posteriormente se desechan (ropa, muebles y alimentos).

La medición de la Huella de Carbono se plantea en kilogramos o toneladas. En la actualidad existen muchas calculadoras de este factor y aunque ninguna es 100% confiable, sin embargo pueden dar una idea del impacto generado por cada persona y cuánto se reduce al modificar sus actividades.

Por favor regístrese e inicie sesión para continuar disfrutando de todo nuestro contenido.||

Es importante señalar que los cálculos se basan en datos publicados por diferentes entidades gubernamentales como la International Energy Agency (Unión Europea y Canadá) y Ebergy Information Administration (Estados Unidos).

En el mundo actual muchas empresas – sin importar su tamaño o si pertenecen al sector público o privado – están en proceso de comprender su impacto ambiental y para ello solicitan el apoyo de entidades que son pioneras en esta materia y que tendrán en cuenta aspectos como la administración de la cadena de suministros, logística, fabricación y manejo de los desechos.

A continuación se hará referencia a la solución planteada por una reconocida multinacional; esta estrategia se basó en una arquitectura de SOA (Service Oriented Architecture) abierta que hace posible la medición de las emisiones de carbono y rastrea otros indicadores de desempeño que son fundamentales para que los negocios sean exitosos.

En esta propuesta se agruparon los empleados de acuerdo con el ejercicio de sus funciones, el cual da paso a la generación de gases contaminantes. La clasificación fue la siguiente:

Personal que Viaja: Producen emisiones directas e indirectas, resaltando que las primeras tienen que ver con actividades como conducir un vehículo alquilado y las segundas pueden ser el alojamiento en un hotel. 

Personal que se Traslada al Lugar de Trabajo: Aplica el mismo modelo para quienes se desplazan a una oficina convencional. En este caso las emisiones directas pueden ser el uso del transporte público y las indirectas comprenden la iluminación o la calefacción de la oficina.

Personal que Trabaja a Distancia: La única emisión directa está relacionada con el computador que utiliza.

En este mismo caso se asevera que pese a que medir la Huella de Carbono es de gran utilidad para las empresas, es altamente probable que éste no sea el elemento fundamental en el desarrollo de un negocio rentable. Debido a esto la solución planteada por la firma internacional rastrea y proyecta otras métricas fundamentales como los ingresos, costos y las ganancias brutas comparadas con metras mensuales, trimestrales y anuales, toda esta información se presenta junto con lo referente a la Huella de Carbono.

Una Calculadora en Internet

En el portal web www.reducetuhuella.org se explica que una calculadora de la Huella de Carbono es una herramienta que permite que cada persona o empresa (pequeña) conozca cuáles son sus emisiones de dióxido de carbono al mes.

Además permite descubrir la manera de neutralizar esta huella y compensar dichas emisiones generadas por las actividades cotidianas de quien consulta.

Esta calculadora fue creada con el fin de contribuir a la disminución del calentamiento global. Asimismo ayuda a tomar conciencia de la cantidad de dióxido de carbono que emite cada persona. 

La herramienta en mención funciona mediante un programa informático que es actualizado permanentemente para que esté al día con los datos de control. De esta manera es posible acceder a esta calculadora en el momento en el que se requiera.

Según el portal web este programa suma todas las emisiones generadas por diferentes actividades y entrega un promedio de los kilogramos de CO2 que produce una persona en un lapso de tiempo de un mes y al obtener este resultado, se accede a las alternativas de compensación.

Con esta calculadora se analizan las siguientes emisiones:

Energía: Mide las emisiones de dióxido de carbono de una persona, teniendo en cuenta el uso de servicios como gas, electricidad, parafina o petróleo. 

Para asegurar un cálculo correcta se debe confirmar la cantidad de personas que residen en el domicilio y definir el consumo promedio mensual de cada uno de estos – midiéndolo en términos de kgs, lts y kwh, entre otros. 

Automóvil: Se promedian los kilómetros semanales recorridos para un máximo de cuatro vehículos, teniendo en cuenta las características técnicas como tipo de motor y rendimiento.

Movilización: Permite el ingreso de la cantidad de viajes y kilómetros recorridos en una semana en un vehículo de transporte público.

Avión: Contempla todos los terminales aéreos nacionales  con las opciones de conexión, permitiendo el cálculo para cuatro recorridos diferentes mensuales dentro del país. 

El resultado final será la sumatoria de las emisiones de una persona durante un mes y se expresa en kilos de CO2.

Otras opciones que ofrece esta herramienta son:

Resultados Parciales: Cuando se ingresa la información por cada una de las cuatro alternativas, la calculadora va señalando los resultados – en kilos – de CO2 por mes.

Borrar: Si se presentó un error en el ingreso de los datos o se quiere hacer un nuevo cálculo de las emisiones se puede presionar la opción “basurero” para eliminar la información procesada.

Compensar: Se considera la tecla más importante de esta herramienta porque permite compensar – en línea – las emisiones de dióxido de carbono, seleccionado un proyecto que le interese apoyar.

En el momento en el que se da clic a esta opción se abre una página web especializada que maneja información sobre diferentes iniciativas mundiales de reducción de CO2.

El usuario selecciona el proyecto que se adecúe a sus emisiones propias, de manera que se adquieran “Bonos de Carbono” y se neutralizan la contaminación que genera su actividad mensual. 

Esta calculadora de la Huella de Carbono fue creada por profesionales de www.reducetuhuella.org 

Las metodologías empleadas para diseñar esta herramienta se desarrollaron con base en los parámetros del IPCC de 2006 para desarrollar inventarios nacionales de GEI .

Caso Apple

De acuerdo con el portal web de esta compañía la información de Apple sobre su impacto en el ecosistema es exhaustiva porque se fundamenta en sus productos, es decir en planteamientos como: Qué sucede durante los procesos de diseño y fabricación y qué pasa cuando el usuario se los lleva y los pone en funcionamiento.

Esta organización asegura que en el 2011 fue responsable de la emisión de 23,1 toneladas de Gases de Efecto Invernadero . 

Para hacer este cálculo, Apple realizó una evaluación del ciclo de vida de sus artículos para establecer la procedencia de dichas emisiones; esta labor implica sumar las emisiones generadas durante la fabricación, el transporte, uso y reciclaje de la mercancía y de aquellas que proceden de las instalaciones. Luego de esta evaluación la compañía encontró que aproximadamente un 98% de su Huella de Carbono está estrechamente ligado a los productos y el 2% restante a las plantas.

La firma en mención reconoce que lo más importante que debe hacer para controlar el impacto en el medioambiente es optimizar los artículos, por esa razón son diseñados de manera que no necesiten tantos materiales, se transporte en empaques más pequeños, sean reciclables y eficientes – en términos energéticos – y que contengan una mínima cantidad de sustancias tóxicas. 

Puntualizando en la labor de fabricación – que incluye la extracción de materia prima y ensamblaje de los productos – equivale al 61% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero de  Apple.

Durante los últimos diez años los diseñadores e ingenieros de esta empresa han estado a la vanguardia de la creación de equipos más pequeños, ligeros y finos. En la medida en la que estos artículos adquieren potencia, requieren menos materiales y generan menos carbono (por ejemplo actualmente el IPad es 33% más fino y aproximadamente un 15% más ligero en solo una generación y esto permite una reducción del 5% en las emisiones generadas).

Asimismo y con el fin de diseñar bienes más amigables con el medioambiente es necesario considerar el impacto ecológico de los materiales empleados en su fabricación. Según esta organización el reto más importante para el sector es la presencia de sustancias tóxicas en los productos, tales como retardantes de llama bromados, policloruro de vinilo (PVC), arsénico,mercurio y ftalatos. 

Pese a que gran parte de los países avalan el uso de estas sustancias, Apple ha colaborado con sus socios fabricantes para eliminarlas de sus artículos. 

Adicional a la eliminación de tóxicos y la creación de carcasas en aluminio (las cuales son reciclables en su mayor parte) esta organización emplea materiales que respetan el ecosistema. Por ejemplo sus embalajes uan pulpa de fibras de papel usado y el papel espuma del envoltorio de algunos de sus equipos se fabrica a base de tapioca (un recurso renovable).

Apple se comprometió a exigirle a sus socios que aseguren unas condiciones de trabajo estables y que mantengan procesos de fabricación que sean amigables con el medioambiente. 

 {/accesstext}


En estas fiestas regale conocimiento 


 

Comments are closed.