La última milla demanda nuevas técnicas de distribución

ultima milla
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Lo vivido durante el 2020 ha traído grandes cambios tanto en los consumidores como en los procesos logísticos tradicionales. Esto ha implicado una mayor demanda de flexibilidad para asumir los retos de la última milla. Técnicas como el cross docking y centros de micro-fulfillment son las nuevas tendencias ante esta necesidad.

Una de las prioridades será garantizar la eficiencia en la última milla, logrando menores tiempos de distribución, reducir los costos de entrega y responder a la alta demanda. Esto se puede lograr a través del uso de tecnología y redes colaborativas con medios de entrega alternativos como personas a pie, en bicicleta, motos, vehículos particulares y camiones de baja y alta capacidad.

Adicionalmente, será necesario replantear el uso de grandes centros de distribución e implementar puntos de cross docking y centros de micro-fulfillment en los centros urbanos.

Te puede interesar: Mercado Libre busca reducir los tiempos de entrega en México.

¿Qué es el cross docking?

Es una técnica que permite preparar pedidos provenientes de diferentes zonas del país y enviarlos al cliente final en menor tiempo posible. El proceso inicia en el centro de distribución, ubicados a las afueras de las ciudades, donde se cargan los pedidos programados en horarios con poco tráfico. Luego, estos camiones se dirigen a los puntos de cross docking ubicados en los centros urbanos. Finalmente, los productos se reparten en medios de transporte alternativos como motos, carros particulares o bicicletas, que serán los encargados de hacer la entrega al cliente final.

Existen dos metodologías para realizar el cross-docking; el predistribuido que se centra en distribuir los productos ya empacados a los vehículos de distribución final y el consolidado que consiste en adaptar los productos a la necesidad final del cliente, en este proceso se suelen armar paquetes o kits para su distribución final.

¿Qué es el micro-fulfillment?

El micro-fulfillment, al igual que el cross docking, busca acercar los productos al cliente final y agilizar la entrega de pedidos

Los centros de micro-fulfillment, también conocidos como microplataformas logísticas, son pequeñas bodegas, ubicadas cerca de los centros urbanos, que cuentan con almacenamiento automatizado. De esta manera, logran preparar un gran número de pedidos de referencias determinadas en poco tiempo.

Fuente: Novologistica

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
De Interes

Artículos de Interes