La Huella de Carbono en la logística

hcenlalogistica-ppal
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Tendiendo en cuenta la cantidad de procesos que conforman la cadena logística, es innegable que esta tiene una fuerte incidencia en la huella de Carbono a nivel mundial. Debido a esto las compañías del sector han empezado a modificar sus actividades, a fin de llevar a cabo una función eficiente y amigable con el medio ambiente.

Comenzaremos por decir que la “logística verde” hace posible que se reduzcan las emisiones de gases contaminantes y brinda una nueva posibilidad para que las compañías puedan posicionarse, esto se debe a que los consumidores están adquiriendo una mayor conciencia ecológica y seleccionarán el producto que menos afecte el medio ambiente.

Según entidades especializadas en el tema logístico, la labor del transporte de carga es responsable del 85% de las emisiones de carbono, razón por la cual es el área en la cual las empresas deben realizar los mayores esfuerzos para controlar los daños sobre el ecosistema.

Esta problemática, además, ha dado paso a diferentes estrategias como los “bonos de carbono”, mediante la cual aquellas compañías que no puedan controlar ni reducir su Huella de Carbono apoyen -mediante estos bonos – las estrategias que adelanten otras organizaciones con el objetivo de proteger el ambiente.

Hablando de la forma en la que las empresas pueden promover la eficacia y eficiencia de la operación de transporte, los profesionales del tema han hecho referencia a las tres etapas que conforman el traslado de la mercancía: primario, secundario e inbound.

Por otro lado, también se deben tomar en cuenta otros indicadores que son muy útiles para la realización del diagnóstico de la Huella de Carbono generada por el transporte de carga tales como: promedio de paradas por ruta, total de embarques a la semana, número de destinos de entrega, esquema de transporte utilizado para el máximo artículo y cantidad de proveedores de transporte.

Un punto crítico que debe tenerse en cuenta es la planeación de rutas, puesto que este es un factor fundamental para optimizar el transporte de carga. Esto obedece a que según la eficiencia con la que se esté realizando dicha programación será posible reducir el kilometraje entre un 10% y un 30%, lo que en consecuencia generará una baja en las emisiones de carbono al medio ambiente.

Hace un tiempo una importante firma consultora – Miebach Consulting – viene realizando estudios y compartiendo los resultados de un análisis mundial de la cadena de suministros llamado Globak Trends Study. Este documento enfoca un apartado a conocer el interés que tienen las entidades en lo que se refiere al tema ecológico y las estrategias que están implementando al respecto.

Representantes de esta entidad consideran que los principales inconvenientes del entorno industrial y ambiental están relacionados especialmente con el cambio climático, el crecimiento poblacional y la escasez de los recursos naturales.

Por esta razón Miebach Consulting estima que actualmente el mundo entró en una etapa de conciencia frente a los costos de los energéticos como en todo lo relacionado con la ecología y el cuidado del medio ambiente. Un ejemplo de esto es que la Unión Europea implementó una regla que estipula que toda la mercancía debe decir la Huella de Carbono que produce.

Esta entidad aseveró que en las naciones más desarrolladas ya es una realidad el concepto de “logística verde” y vaticinó que en poco tiempo esto también sucederá en América Latina.

Así mismo, el estudio antes mencionado dejó ver que las compañías que presentan un mayor interés en la “logística verde” son las de electrónica, tecnología y distribución, mientras que el sector químico y farmacéutico son los menos enfocados en este concepto.

De igual forma Miebach Consulting señala que las regiones de América del Sur y Europa del Este son las que reportan una brecha más amplia para llegar al nivel de aquellas que tienen un mayor desarrollo en el tema de la “logística verde”, en contraposición están Europa del Sur, Oriente Medio y el Lejano Oriente puesto que sobresalen en este tema.

Cabe mencionar que, aunque ya existen iniciativas de las compañías fabricantes de vehículos de carga por hacer que los camiones híbridos sean una realidad, es innegable que para que este proyecto sea adoptado masivamente y se produzca un verdadero impacto en las emisiones de carbono es necesario el apoyo total de las entidades gubernamentales.

Haciendo referencia a las motivaciones que tienen los retailers para implementar la “logística verde” se pueden mencionar las siguientes:

  • Ventaja competitiva (57%).
  • Necesidad de incrementar el valor de la marca (34%).
  • Cumplimiento de la normatividad (30%).
  • Aumento en el costo de la energía (38%).
  • Necesidad de innovar (31%).

Buscando satisfacer dichas necesidades la firma DAMCO (filial de la gran naviera Maersk) implementó un sistema para revisar la Huella de Carbono de la cadena logística de las industrias y partiendo de esa base poder prestar un servicio de transporte más integral y que a la vez baje los costos y facilite la distribución de carga controlando las emisiones de elementos contaminantes.

Directivas de esta organización dijeron que las empresas necesitan plantearse metas a largo plazo y no solo objetivos para un año y en este punto es imposible dejar de lado lo concerniente al tema ambiental.

La revisión de la Huella de Carbono está conformada en las siguientes etapas:

  • Medir la Huella de Carbono actual de la cadena logística y sus respectivos costos.
  • Analizar la emisión de dióxido de carbono y los gastos de su potencial reducción.
  • Adquirir los bonos de carbono mencionados anteriormente.
  • Adoptar soluciones.
  • Simular la Huella de Carbono y el costo de posibles escenarios.

Para medir el indicador correspondiente a la Huella de Carbono se debe hacer uso de las formulas existentes que son específicas para los terminales de carga, el transporte y los almacenes o centros de distribución.

Funcionarios de esta entidad señalaron como elemento principal de cualquier programa que busque reducir los factores contaminantes el costo – beneficio y el tiempo que dure la implementación de dicha estrategia. De acuerdo con los representantes de la organización es posible que surjan cinco escenarios, entonces tendrá que seleccionarse el más viable teniendo en cuenta las necesidades y objetivos de la empresa.

Expertos aseguran que la actividad logística puede aportar a la reducción de la Huella de Carbono porque gran parte de las emisiones de un artículo están relacionadas, por ejemplo, con la operación de transporte. Además, cualquier tarea que busque la optimización en la distribución de carga puede contribuir a que este indicador ecológico decrezca.

Un informe de Accenture asegura que más de un tercio de los directivos de empresas ignora el grado de las emisiones contaminantes de sus cadenas logísticas propias. Tan sólo el 10% de las industrias del mundo cambiaron la Huella de Carbono de sus cadenas y adoptaron estrategias puntuales de sustentabilidad.

Este informe reveló que un 86% de las compañías encuestadas (en total fueron 245 profesionales) un 86% ha adoptado al menos una iniciativa como el uso de luz natural y el reciclaje y el 38% ha implementado estrategias para el transporte (camiones de motor híbrido y uso de combustibles ecológicos o verdes).

Pese a que gran parte de las empresas están trabajando en la reducción de emisiones contaminantes, un gran porcentaje de organizaciones implementa estrategias sin haber analizado su propia Huella de Carbono y esto les impide conocer el impacto real que tendrá la iniciativa adoptada.

El Foro Económico Mundial y Accenture emitieron un documento llamado “Descarbonización de la Cadena de Abastecimiento”, en donde se evalúa el papel de la logística en la reducción de las emisiones de carbono en sus operaciones y en la influencia que puede tener sobre los compradores y transportistas para que escojan optimizar la cadena de suministros.

Según el reporte la logística y el transporte contribuyen con más del 5% de las emisiones de CO2 que se generan anualmente por las actividades propias del ser humano. En el informe se presentan trece posibilidades viables comercialmente para bajar las emisiones contaminantes en la cadena logística y las configura con base en el potencial de reducción de estas sustancias. A continuación, mencionaremos las cinco más realizables:

  • Construcciones de energía eficiente (-93 megatoneladas de dióxido de carbono).
  • Estrategias de diseño de empaque (-132 megatoneladas de CO2).
  • Tecnologías para la limpieza del parque automotor (-175 megatoneladas de CO2).
  • Optimización de las redes (-124 megatoneladas de dióxido de carbono).
  • De – Speeding de la cadena de suministros (-171 megatoneladas de CO2).

Con estas cinco opciones sería posible modificar las emisiones que se producen dentro del transporte y la logística y representan cerca del 50% de las 1,440 megatoneladas de dióxido de carbono que podrían reducirse con la implementación de las trece propuestas planteadas dentro del informe de Accenture y el Foro Económico Mundial. 

Textos destacados

  • La “logística verde” hace posible reducir las emisiones de gases contaminantes y brinda una nueva posibilidad para que las compañías puedan posicionarse, pues los consumidores están adquiriendo una mayor conciencia ecológica y seleccionan los productos que menos afecte el medio ambiente.
  • Es innegable que para que para que un proyecto de camiones híbridos sea adoptado masivamente y se produzca un verdadero impacto en las emisiones de carbono es necesario el apoyo total de las entidades gubernamentales.
  • La logística y el transporte contribuyen con más del 5% de las emisiones de CO2 que se generan anualmente por las actividades propias del ser humano.

hcenlalogistica-1

 La labor del transporte de carga es responsable del 85% de las emisiones de carbono.

hcenlalogistica-2

Para medir el indicador correspondiente a la Huella de Carbono se debe hacer uso de las formulas existentes que son específicas para los terminales de carga, el transporte y los almacenes o centros de distribución.

hcenlalogistica-3

La logística y el transporte contribuyen con más del 5% de las emisiones de CO2 que se generan anualmente por las actividades propias del ser humano.

 

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *