Iniciaron las obras de construcción del criticado Canal de Estambul

Bósforo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El sábado 26 de junio iniciaron las obras de construcción del canal de Estambul que tendrán una duración de 7 años. El proyecto cuenta con una infraestructura de 45 kilómetros de largo, tendrá 25 metros de profundidad y entre 250 y 1.000 metros de ancho, lo que permitirá unir por primera vez a Europa y Asia de forma artificial, abriendo una nueva ruta entre el mar Negro y el mar de Mármara.

Este ambicioso proyecto fue presentado por primera vez en 2011 por el primer ministro Recip Tayip Erdogan. La obra que está inspirada en los canales de Panamá y Suez recorrerá el estrecho del Bósforo paralelamente, convirtiendo a Estambul en una “isla”.

Canal de Estambul

Una alternativa para descongestionar el Bósforo

Ante las críticas que ha despertado el Canal, el gobierno turco ha asegurado que este canal permitirá descongestionar el tráfico por una de las rutas naturales más transitadas del mundo, el Bósforo.

El proyecto tendrá un costo aproximado de US$8.000 millones y permitirá el paso de 185 buques diarios. “El objetivo principal de este proyecto es reducir los riesgos que supone el paso de buques cargados de materiales peligrosos a través del Bósforo”, aseguró en 2018 el Ministerio de Transportes de Turquía, en el momento de la presentación de la ruta definitiva del canal.

Te puede interesar: La importancia geopolítica del Canal de Estambul

Un proyecto controversial

Desde el anuncio del proyecto se han conocido diferentes comentarios que califican el canal de Estambul como “irracional”, debido al impacto social, económico y ambiental que este representa para la ciudad de Estambul.

Uno de sus principales críticos ha sido el alcalde de Estambul Ekrem Imamoglu, quien lo ha calificado como un “proyecto asesino”. Aseguró además que “no he conocido a ningún científico de verdad que no haya dicho que [el Canal de Estambul] destruirá el [Mar] de Mármara”.

Te puede interesar: El canal de Estambul abre una “nueva página” en el desarrollo de Turquía: Erdogán

Precisamente, desde el punto de vista ambiental, algunos científicos han advertido los riesgos que implica el cambio del nivel de salinidad del agua para los ecosistemas costeros, tanto del mar Negro como del mar de Mármara (que es mucho más salado) como consecuencia de la apertura del canal.

Adicionalmente, se teme el impacto que se pueda generar en la presa Sazlidere que abastece de agua potables a varios distritos de Estambul y se encuentra en la ruta que será atravesada por el Canal.

En términos sociales la obra también es un reto para la ciudad pues requiere el desplazamiento de casi un millón de personas que se encuentran en la zona que será intervenida para su construcción.

El Canal de Estambul es uno más de los megaproyectos presentados por Erdogán, pero sin duda es el más controversial. Incluso en términos internacionales ha despertado temores de países como Rusia que afirman que el proyecto puede amenazar la política exterior de Moscú.

Fuente: El Deber.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
De Interes

Artículos de Interes