Gestión del Riesgo en la Cadena de Suministros

396
2114

El riesgo es un factor que hay que tener muy claro para poderlo controlar y reducir a su mínima expresión

{accesstext mode=»level» level=»registered»}

Por favor regístrese, regrese a esta sección y disfrute de todo nuestro contenido.||

 

Nuestra información también en Facebook

 

El riesgo de interrupción de las cadenas de suministro debe ser gestionable,  no puede ignorarse este importante elemento que resta competitividad y cumplimiento a la gestión de la cadena de suministros.

Para comenzar vale la pena retomar una definición que hacen LOGyCA y el CLI (Centro Latinoamericano de Innovación Logística) sobre el riego en el contexto empresarial, afirmando que éste representa la posibilidad de que un suceso imprevisto impacte a la compañía, perjudicando sus operaciones y entorpeciendo sus planes.

Estas dos entidades también manifiestan que la característica principal de cualquier riesgo es la incertidumbre, puesto que esta clase de episodios siempre se presentarán.

Asimismo LOGyCA y el CLI aseguran que el mayor inconveniente del riesgo se fundamenta en:

•Su gran diversidad.

•Orígenes diversos.

•Consecuencias variables.

•Interrelación compleja entre los diferentes riesgos. 

De acuerdo con las organizaciones en mención, los riesgos en la cadena de abastecimiento corresponden a cualquier episodio que interrumpa el flujo normal de la materia prima y de los productos a lo largo de la misma (Ver Gráfico No.1). 

Gráfico 1

Mapa de Riesgos en la Cadena de Abastecimiento

 

En el reporte presentado en el 2010 por estas instituciones se especifica la clasificación de los riesgos en la cadena de suministros, dando paso a las siguientes categorías:

•Riesgos Operacionales: 

Nacen de las operaciones propias de una compañía.

Están relacionados con las decisiones de las directivas. 

•Riesgos dentro de la Cadena de Suministros: 

Parten de las interacciones entre los miembros de la cadena de abastecimiento.

Pueden derivarse tanto de los proveedores como de los clientes.

•Riesgos Externos:

Provienen de la interacción de la cadena con su entorno.


Para identificar los riesgos dentro de la cadena de suministros se deben considerar sistemáticamente las características de cada operación.


 

 

En otros estudios se asegura que la gestión de la cadena de suministros debe encargarse del flujo de materiales e información desde los abastecedores hasta el consumidor final; estas labores pueden verse amenazadas por la posible aparición de un episodio perjudicial que ponga en riesgo a la logística de la empresa.

 

El origen de dichos sucesos puede estar dentro de la organización – como se observó anteriormente en este artículo -, en las relaciones entre empresas que pertenecen a la misma cadena de abastecimiento  o en un entorno externo a ésta (ambiente económico, ambiental, político, tecnológico o social). 

 

Teniendo en cuenta lo anterior puede aseverarse que las compañías deben asumir el reto de plantear una logística que tenga la flexibilidad necesaria como para responder ante episodios inesperados y para ello tendrán que adoptar herramientas y mecanismos que permitan identificar, evaluar, analizar y mitigar los riesgos que posiblemente se puedan presentar. 

 

Expertos aclaran que la gestión de estas eventualidades comienza antes de que se fabrique el producto. Adicionalmente este manejo debe incluir – para cada inconveniente – una lista de riesgos posibles que pueda presentar la empresa; de esta manera el personal encargado podrá planear los panoramas que interrumpirían la producción.

 

En el Gráfico No.2 se observa el proceso de gestión del riesgo que plantearon O’Brien y Joyce en el 2007.

 

Gráfico No.2

Proceso de Gestión del Riesgo (O’Brien y Joyce, 2007)

 

 

Retomando el estudio de LOGyCA y el CLI, allí se establece que el procedimiento para identificar los riesgos de la cadena de suministros comprende los siguientes pasos:

•Definir el proceso general de dicha cadena.

•Separar el proceso en grupos de labores relacionadas.

•Considerar sistemáticamente las características de cada operación.

•Identificar el riesgo de cada tarea y resaltar sus particularidades.

•Describir – en un registro – los riesgos más importantes. 

 

Los organismos en mención presentan una serie de herramientas que pueden usarse para la gestión de los riesgos. A continuación haremos referencia a algunas de éstas:

 

•Para Analizar Eventos Pasados:

Diagrama de Causa – Efecto.

Listas de Verificación (Checklists).

Los Cinco Por Qué.

Análisis de Pareto.

•Para Analizar Operaciones:

Gestión de Eventos de la Cadena de Suministros (SCEM).

Diagramas de Proceso.

Procesos de Control.

•Para Recopilar Opiniones:

Método de Delphi.

Entrevistas. 

LOGyCA y el CLI señalan que el propósito de analizar los riesgos es obtener un listado en el que se prioricen los riesgos de la cadena logística, el cual determina la relevancia que debe dársele a cada uno de los inconvenientes en mención.

El procedimiento de análisis de riesgos debe cumplir con fases como:

•Calcular la probabilidad de que suceda el riesgo (poco probable, ocasional, raro, frecuente o muy probable).

•Medir los efectos que se presentarían si ocurre este suceso (despreciable, menor, moderados, serios, críticos y catastróficos).

•Organizar los riesgos según su relevancia.

También es necesario categorizar estas eventualidades y para ello se debe hacer uso de los mapas de riesgo y/o de las matrices de probabilidad – impacto.

Las herramientas que existen para esta categorización – de acuerdo con LOGyCA y el CLI – son:

•Modelos de red.

•Análisis de modo y efecto de falla.

•Simulación.

•Evaluación de escenarios.

Un ejemplo de la categorización de los riesgos está plasmado en el Gráfico No.3.  

 

Grafico No. 3

Ejemplo de la Categorización de Riesgos
Fuente: Riesgo en la Cadena de Suministros. LOGyCA y CLI (2010)

 

En el libro “Diseño, Optimización y Gerencia de Centros de Distribución” – de la autoría del Ingeniero Diego Luis Saldarriaga, Director de la Revista Zonalogística – se expone que la administración del riesgo es el proceso mediante el cual se identifica, media y administran los sucesos que pueden impactar a la compañía.

 

Según Saldarriaga para administrar adecuadamente los riesgos se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

•Elaboración de un mapa de riesgos (inventario de estos).

•Diseño de un mapeo estratégico de los proveedores.

•Definición de estrategias de distribución.

•Construcción de una organización ágil y capaz de sobreponerse de situaciones adversas con mayor agilidad que las demás.

•Redundancia (de operaciones, de abastecimiento o de los productos).

•Implementación de un protocolo de acción en caso de que se presente un hecho inesperado. 

 

En la obra del Director de Zonalogística también se aclara que hay dos clases de efectos que se generan por situaciones adversas: estratégicos y económicos.

 

Los efectos estratégicos se refieren a que cuando se materializa un riesgo se presenta un efecto negativo en los clientes, quienes dejan de recibir sus pedidos y comienzan a  comprarle a la competencia; si esta situación toma mucho tiempo en resolverse se puede dar paso a pérdidas en términos  de mercados, popularidad y prestigio.

 

Por su parte los efectos económicos son los que tienen mayor tendencia a presentarse, puesto que ante cualquier impase – llámese el incendio en una planta de producción o  un producto defectuoso – siempre surge una baja financiera para la compañía.

 

El Gráfico No.4 muestra el  proceso que debe seguirse para gestionar el riesgo.

 

Gráfico No.4

Proceso de Gestión de Riesgo

 
En el documento del CLI y LOGyCA – al cual se ha hecho referencia a lo largo del presente artículo – se mencionan las siguientes posibles respuestas que una empresa puede asumir frente a un riesgo:

 

•Ignorarlo o aceptarlo.

•Disminuir o limitar sus consecuencias.

•Crear planes de contingencia.

•Oponerse a un cambio.

•Reducir la probabilidad de que suceda.

•Compartirlo, desviarlo o transferirlo.

•Adaptarse a éste.

•Trasladarse a otro entorno.

 

De acuerdo con estas entidades el enfoque más adecuado para manejar los riesgos en la cadena de abastecimiento no es el trabajo aislado de cada entidad sino una labor conjunta que coordine esfuerzos para controlar la vulnerabilidad de la logística.

 

En este punto surge el concepto de “Cadena Resiliente”, la cual es poco vulnerable a los riesgos y cuyos principios de diseño son:

 

•Comenzar dentro de la empresa.

•Adoptar una visión estratégica.

•Comprender la gestión del riesgo.

•Tener en cuenta el riesgo en el diseño.

•No perder de vista que la cadena es tan fuerte como lo sea su eslabón más débil.

•Buscar cooperación.

•Prevenir para no tener que curar.

•Crear agilidad.

 

Asimismo esta clase de cadenas cuentan con las siguientes características físicas:

 

•Cadenas de abastecimiento más cortas.

•Niveles de inventario apropiados.

•Agilidad.

•Caminos paralelos.

•Forma de la cadena de suministros.

•Capacidad de reserva.

 

LOGyCA y el CLI aseveran que las relaciones dentro de una “Cadena Resiliente” deben fundamentarse en parámetros como:

 

•Confianza entre socios.

•Alta velocidad.

•Colaboración.

•Visibilidad.

 

 {/accesstext}

 

Comments are closed.