portada
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Estamos accediendo a una nueva manera de hacer negocios, a una nueva manera de comprar y hacer transacciones de comercio, en donde la velocidad de la transacción completa (hasta que se entrega un bien o servicio) es el factor diferenciador que todos deben buscar.

portadaAl objetivo básico de la logística, que es el entregar el producto o servicio correcto en la cantidad requerida, en las condiciones adecuadas en el lugar preciso, en el tiempo exigido y a un costo razonable, debemos agregarle y con valores adicionales percibidos, representados básicamente en velocidad y precio. Específicamente, una compra por Internet debería representar un ahorro entre el 20% y el 30% para el comprador.

El comercio electrónico B2B (Business to Business) y B2C (Business to Consumer) en el corto plazo desplazó y rediseñó algunas funciones tradicionales en las compañías, poniendo más exigencias a la logística y haciendo que un cliente quiera recibir el producto lo más rápidamente posible, lo cual es extraordinariamente complejo, cuando tenemos compradores y oferentes dispersos en cualquier parte del mundo. 

A Internet puede llamársele nuevo canal de distribución, herramienta, sistema para ahorrar, un compañero para jugar, es un medio de entretenimiento y aprendizaje, medio para acortar tiempo, es una red de computadoras interconectadas etc. Lo cierto es que con esta herramienta muchas cosas cambiaron a pasos agigantados, entre esas la manera de hacer negocios, los hábitos de compra, la utilización de intermediarios, la logística, el uso del dinero, los medios de pago, el concepto de tiempo libre, el concepto de servicio. Por esto debemos hablar de e-logística y lo más importante es que se están presentando nuevas oportunidades, como por ejemplo la de llegar directo al cliente, la de tener un negocio de la manera más rápidamente posible, la oportunidad de incrementar nuestro negocio teniendo la posibilidad de acceder a clientes en todo el mundo, la oportunidad de competir en igualdad de condiciones (en la red los grandes parecen chicos y los chicos parecen grandes), la oportunidad de parecer estar cerca de todo y de todos.

Internet permite tener un cubrimiento comercial de todo el planeta y tener acceso a clientes de cualquier parte del mundo. Todos los clientes convergen en un solo lugar, un monitor y un teclado de computador. Analicemos esto, como cuando estamos sentados ante ese monitor todo nos parece más cerca y más rápido al hacer una transacción de compra en Internet, por esto, también creemos que el componente físico de entrega sea igual de rápido. Estos efectos de Internet nos muestran entonces la manera en que la organización logística debe responder y nos aclara el reto tan impresionante que tenemos. 

Igual que los clientes pueden estar en cualquier lugar del mundo, también los proveedores pueden estar en cualquier lugar y esto transforma la antigua logística y la convierte en una logística digitalizada y global, con esto me refiero a que ese comprador cibernauta desea que nuestras relaciones siembre sean por medio de la web y por tanto nos demandarán información del estado de su compra, tiempo de llegada de su producto vía internet y en tiempo real. No quiere relacionarse con personas, solo con un computador. 

La logística global y virtual es la respuesta a una economía igualmente virtual y global; los procesos de importación y exportación toman entonces una nueva dimensión y es un aspecto clave en las operaciones de comercio electrónico. Todas las transformaciones futuras llevarán la vida económica a estar sometida a dos culturas, la cultura del Internet / e-comerce y la cultura del transporte y la logística, culturas que aún no se conectan ni pueden vivir en armonía. Miremos las declaraciones de Rodney Slaner, U.S. Secretary of Transportation, en el evento E – commerce Forum: “La Economía Americana vive bajo dos culturas. La cultura de Internet/e-commerce y la cultura de transporte/logística. La cultura Internet/e-commerce es rápida, adaptable, creativa y su infraestructura relativamente barata. La cultura transporte/logística es lenta, rígida y su infraestructura es costosa de crear y modificar”.

En este sentido, la logística se convirtió en la herramienta más poderosa de ventas. Quien la desarrolle pensando en que será la única ventaja al competir, llevará la delantera, por tanto la logística es un argumento comercial que significa exactitud, velocidad, costo y como tal debe urgentemente incluirse como prioridad en las estrategias de las organizaciones. Como en el e-comerce podemos acceder a los mercados globales y vender en países no imaginados, entonces el proceso de entrega de los productos tiende a complicarse. Especialistas en el tema como DHL, UPS y FedEx Business con su servicio de “Tracking online” nos serán de utilidad y tienen un mercado potencial que los está retando y al que tienen que responderle ya. El crecimiento vertiginoso de los negocios y del uso del Internet se demuestra en los siguientes conceptos:

Penetración de la tecnología en el hogar 

  • En Ecuador el 28% de los hogares tiene un computador.
  • Si Internet fuera un país, las ventas que se realizan por su conducto, serían la quinta potencia en el mundo (en términos de PIB), por detrás China, Estados Unidos, Alemania y Japón.
  • De acuerdo a cifras del Gobierno de Rafael Correa, en Ecuador el 34% del país tiene acceso a internet.
  • Internet acoge cada seis meses, a un número nuevo de usuarios equivalentes a la actual población Británica.
  • El número de e-mails crece diariamente, en relación al correo convencional en una proporción de 10 a 1.
  • En el 2016, el 92% de los ecuatorianos tuvieron acceso a un teléfono celular.

Actualmente las generaciones “Net” son los nuevos jugadores en la economía de los países, son los nuevos compradores y recordemos que la generación “net” es la primera generación en crecer rodeada de medios digitales, saben más que sus padres sobre innovaciones, son una fuerza de transformación y además quieren ser usuarios y no espectadores, y son una generación curiosa que contradice y son críticos y hay que demostrarles, se mueven y cambian demasiado, poseen baja fidelidad a una marca, son impermeables a la publicidad masiva, son irreverentes y rebeldes, inconformes con el manejo que los adultos le dimos al mundo, piensan que todo puede suceder, que todo es válido, que todo se puede deshacer, piensan que si algo es diferente entonces es nuevo y la tecnología no los vislumbra.

Una de las compañías que más le está aportado a la economía digital es FedEx, quienes con su digitalización de los procesos han podido saber quién envía, donde envía, con qué frecuencia y en qué cantidades, de tal manera que han podido customizar sus productos y reducir los costos para el usuario, con esto establecen tendencias e identifican las necesidades de sus clientes. 

Pero no todo es color de rosa para el comercio digital, hemos encontrado entonces que la logística se convierte en soporte de todas las operaciones virtuales y ahí está el problema. Citemos algunas partes de todo el engranaje logístico que aún no están alineadas con el net y que, en nuestro concepto, se demorarán demasiado en alinearse. Falta conciencia logística en las organizaciones, aún no se han dado cuenta que fortaleciendo está área le están dando más vida futura a su negocio, esto pareciera fácil de hacer pero aún las compañías están lentas, es prioritario empezar lo antes posible a darle la importancia que la logística requiere de forma inmediata. 

Faltan operadores logísticos de talla mundial que ofrezcan soluciones atractivas y que agreguen valor, nuestros operadores logísticos domésticos( los únicos a los que podemos acceder), no son más que intermediarios que no generan ningún valor por cuanto hacen una operación exactamente igual a la que el cliente hace y adicionalmente son más costosos. 

Es por eso que, producto de esa carencia de Operadores Logísticos capaces de atender esta nueva realidad del mercado, los grandes vendedores por internet como Amazon y Walt Mart, están invirtiendo grandes sumas de dinero en asumir directamente su propia logística y poder asi, continuar con el desarrollo del “Omnicanal”, cuya definición se sintetiza en “la suma de todos los canales de venta a disposición del Cliente”. Mediante el Omnicanal, un consumidor puede adquirir desde su Smart phone, Tablet, PC o “Dash Bottom” (ultima innovación del e-comerce), cualquier artículo que requiera de la tienda, acordando el día, hora y lugar en que desea recibirlo sin costo de flete adicional; esto es lo que en el mundo Omnichanel se denomina, una “Relevant consumer Experience”.

En conclusión

Así de rápido como sucede con todo lo relacionado con la tecnología, el consumidor actual, tiene el acceso a los productos que le gustan, mediante múltiples formas y equipos, aprovechando la transformación del E-comerce en un multicanal llamado Omnicanal, con exigencias de entregas completas, rápidas, en el lugar que lo desee y sobre todo sin sobre costos en la mayoría de los casos. La pregunta que nos queda es: ¿Está nuestra logística preparándose y avanzado en su rápida actualización, para prestar un servicio tan exigente y especializado a un costo razonable?

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *