Omnicanalidad: tendencia para mejorar la experiencia de los clientes

Omnicanalidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La omnicanalidad es una excelente opción para mejorar la experiencia ofrecida a los clientes. A través de la tecnología las empresas han logrado interactuar desde diferentes canales, manteniendo una relación coherente y fluida con sus clientes.

“En términos prácticos esto significa que la omnicanalidad replantea la forma de vender poniendo en el centro al cliente, lo cual implica una integración de todos los canales de contacto y de los departamentos implicados: desde el área de marketing, pasando por el área de compras y almacén, hasta llegar a la entrega final. Todos ellos entrelazados con un esquema de comunicación óptimo enfocado en facilitarle al cliente la posibilidad de comprar en cualquier momento, lugar y desde cualquier medio”, afirmó Ilan Epelbaum, director general de Mail Boxes.

Beneficios de la omnicanalidad

  1. Mejora la experiencia del cliente: permite mantener una comunicación constante y cercana, lo que mejora la relación con el cliente final. 
  2. Aumenta el cierre de ventas:  brinda mayor flexibilidad a los canales de compra y comunicación, por lo que es más probable que un cliente finalice la compra.
  3. Eficiencia: reduce los tiempos  de respuesta, tanto en la comunicación como en los procesos logísticos.
  4. Aumenta la competitividad: contar con un modelo omnicanal influye en la preferencia de los clientes, por lo que se logrará recompra y recomendaciones.

Mejorar la experiencia del cliente también implica optimizar los procesos logísticos para de esta manera garantizar los tiempos de entrega deseados. Implementar un modelo omnicanal implica una planeación rigurosa que incluya a todas las áreas de la empresa.

La omnicanalidad implica habilitar diferentes canales de compra. Será deber del área logística encontrar alternativas de entrega que permitan suplir las necesidades de cada canal. Algo muy importante para tener en cuenta es brindarle al cliente la opción de seguir en tiempo real el estado de tu pedido. Esta trazabilidad brinda confianza y transparencia al proceso de compra.

“En la estrategia que el negocio desarrolle se deben repensar las entregas personales, a domicilio, la logística inversa, el cobro de fletes, los courriers y las tecnologías implicadas en los almacenes y servicios de paquetería para mejorar la experiencia del consumidor”, aseguró Epelbaum.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
De Interes

Artículos de Interes