Logística verde: ¿Cómo impacta cada proceso logístico?

Persona con páneles solares de fondo

El medio ambiente ha tomado mayor relevancia en la agenda mundial, aumentando los proyectos para su protección a través de mejores prácticas y concientización. Por esto, se habla de la logística verde como una opción para repensar las prácticas empresariales sin dejar de lado la eficiencia de los procesos.

Cada sector económico desarrolla actividades que generan un gran impacto ambiental. En el sector logístico, puntualmente, el transporte y la infraestructura que se requiere para esta tarea son responsables de generar impactos ambientales considerables. Asimismo, actividades como el empaque, almacenamiento y la administración de inventarios generan contaminación ambiental en alguna o varias de sus tareas.

¿Qué papel cumplen las empresas?

La mayoría de los proyectos de energía renovable, diferentes a la hidráulica, que hay en Colombia se sostienen gracias a la inversión de privados. De esta manera, la apuesta de las empresas por implementar el uso de energías limpias en sus operaciones es clave para promover estas iniciativas.

Muchas organizaciones han optado por instalar sistemas de energía renovable, principalmente solar, en sus plantas. Estas son algunas de las más importantes:

Postobón

Creó una granja solar con el apoyo de Celsia Solar Yumbo. De esta forma, la compañía suplirá el 40% de la demanda energética de la planta. El remanente de generación de la granja solar será entregado al sistema interconectado nacional.

Compañía Nacional de Chocolates

Instaló el techo solar más grande de Antioquia en su fábrica de Rionegro. La capacidad instalada del sistema es de 2.132 kW y producirá 3.150.964 kWh/año de energía limpia. De esta forma, se atenderá el 15% del consumo de la empresa.

Centro de Distribución Logístico Internacional del Grupo Puerto de Cartagena

Cuenta con 6.000 paneles solares que cubrirán el 10% de la demanda energética anual del puerto. Esta fuente de generación renovable le permite disminuir las emisiones de CO2 en 1.101 toneladas anuales, equivalentes al trabajo realizado por 160.000 árboles.

Los esfuerzos del sector empresarial por financiar e implementar proyectos energéticos sostenibles no bastan para mitigar el impacto ambiental que generan sus operaciones.  Por esto es necesario ir más allá, entendiendo los procesos y cómo hacerlos más sostenibles. Ahora entraremos en materia analizando los efectos del sector logístico en el medio ambiente, para finalmente presentar alternativas de mejora en torno a la logística verde.

¿Por qué hablar de logística verde en las organizaciones?

Los controles ambientales y el evidente impacto negativo en el medio ambiente han llevado a las empresas a optar por una logística verde. Sin embargo, el compromiso sería más efectivo si se pensara en estrategias para incluir mejores prácticas en los procesos de la cadena de suministro.

Como mencionamos anteriormente, los procesos propios de la logística en una organización traen consigo un impacto ambiental considerable que depende de muchos factores. A continuación, presentaremos los más relevantes:

Transporte

Esta tarea es indispensable, no solo para el sector logístico, sino para las diferentes industrias. Sin embargo, trae consigo efectos adversos que varían dependiendo del tipo de producto, el tipo de transporte, la ciudad de origen, el destino, las cantidades, peso, etc. Estos son los más comunes al medio ambiente, según la investigación realizada por Lina Calero (2015) Impactos del sector de la logística colombiana en el medio ambiente:

Tabla indicando los principales efectos de las actividades de transporte en el medio ambiente

Uno de los factores que aumentan el impacto de esta tarea es el uso de vehículos poco eficientes que consumen más combustible y generan más contaminación. Según el Banco Interamericano de Desarrollo BID, más del 50% de los tractocamiones, camiones, buses y microbuses en Colombia tienen más de 11 años. Además, con un 30 % de camiones con más de 21 años de antigüedad, es el país de Suramérica con el parque automotor más antiguo.

Adicionalmente, la región tiene un atraso en comparación con Estados Unidos y Europa en cuanto al uso de combustibles alternativos como el gas natural licuado y el transporte multimodal. 

Almacenamiento

Esta tarea implica guardar y proteger la mercancía de tal manera que llegue a su destino final en óptimas condiciones. Para esto es necesario contar con grandes bodegas que generalmente están ubicadas a las afueras de las ciudades o en sus zonas industriales. El paso de vehículos y los desperdicios generados generan un impacto directo o indirecto en su entorno.

Empaque

Para almacenar y transportar las mercancías de forma segura y eficiente es necesario usar empaques que protegen el producto y permiten manipularlo con facilidad. En este proceso se usan materiales como madera, plástico y papel que generan gran cantidad de residuos, convirtiéndose en un problema ambiental que debe tratarse urgentemente.

La generación, manipulación y disposición final de los desechos son etapas que se deben tener en cuenta para disminuir el impacto en el medio ambiente. Sin embargo, esto también implica educar y concientizar al cliente final sobre el manejo que le debe dar a estos empaques al recibir la mercancía. 

Administración de inventarios

Esta tarea implica mantener un control sobre la disponibilidad de los productos, de tal manera que los despachos se puedan realizar en los tiempos establecidos. En medio de este proceso aparecen dos conceptos clave: logística inversa y la administración del retorno, ambos muy relacionados entre sí.

La devolución de mercancías, el exceso de inventarios y los productos obsoletos, se convierten en un reto para el sector logístico. Este es el encargado de la correcta disposición de estos materiales con lo que se conoce como administración del retorno.

La necesidad de ir más allá

El sector logístico debe comprometerse a implementar nuevas y mejores prácticas que sean sostenibles. Pero ¿por dónde empezar? En primer lugar, debemos entender que este cambio es a largo plazo e implica el esfuerzo de todas las áreas de la organización. 

Avanzar en logística verde requiere una gran cantidad de recursos, ya sea para cambiar procesos, comprar equipos, materiales, herramientas, etc. Por esto es necesario realizar un análisis económico donde estimemos la inversión que nuestra empresa debe hacer para alcanzar los objetivos trazados. Cuando tengamos las garantías financieras es momento de analizar las prácticas internas e identificar oportunidades de mejora. 

Referencias

Blanco, E. E., & Sheffi, Y. (2017). Green logistics. In Sustainable Supply Chains (pp. 147-187). Springer.

Calero, L. M. (2015). Impactos del sector de la logística colombiana en el medio ambiente (Tesis de Maestría, Universidad Piloto de Colombia).

Galletas Noel. Manual de Transporte limpio de (2013).

Rogers, D. S., & Tibben‐Lembke, R. (2001). An examination of reverse logistics practices. Journal of business logistics, 22(2), 129-148

Bavaria, 2021. Con 200 camiones eléctricos que rodarán en el 2021, Bavaria liderará la flota eléctrica de carga más grande del país. [online] Bavaria. Recuperado el: 27 de agosto de 2021

Comparte esta publicación