La ruta Transpacífico sigue congestionada por el Covid-19 y los tifones

Buque ruta transpacífico
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un envío que antes tardaba semanas para llegar de China a Estados Unidos, ahora puede tomar hasta medio año a causa de la congestión de la ruta Transpacífico. Los crecientes brotes de Coronavirus que han obligado a cerrar algunos de los puertos más importantes de China, incluído el de Shanghái, han aumentado los retrasos y escasez de la cadena de suministro global. Esto sumado al fuerte invierno que vive el país asiático. 

Estos fenómenos que han afectado la operación de los puertos chinos han dejado en evidencia la gran dependencia del comercio marítimo sobre las redes logísticas de China. “Todos los caminos conducen a China, y eso tiene un efecto importante en toda la cadena de suministro”, afirma Dawn Tiura, directora del Sourcing Industry Group.

Otro agravante son las altas tarifas ocasionadas por la escasez de contenedores. Algunas empresas pagan lo que sea necesario para lograr pasar sus productos por el río Yangtze y evitar el paso de la mercancía por rutas no marítimas. Es importante tener en cuenta que el tráfico por la vía fluvial más transitada de China se ha visto afectado por los cierres a causa de las condiciones climáticas adversas. 

El panorama en Estados Unidos

Sin embargo, los problemas no se quedan solo en China. Tras el arribo a las costas norteamericanas se encuentran más retrasos y dolores de cabeza. Los puertos de Los Ángeles y  Long Beach, por donde se mueve casi todo el comercio entre Asia y Estados Unidos, presentan contenedores atascados de hasta seis meses. Por otra parte, el viaje por el interior del país, ya sea por ferrocarril o camión, puede tardar hasta tres meses dada la alta demanda. 

Han sido meses desalentadores para el comercio marítimo y la tendencia parece mantenerse durante 2021. Hasta que no se normalice la operación en China, todo el comercio internacional seguirá cayendo en efecto dominó, afectando a su vez la cadena de suministro global.

Fuente: Mundo Marítimo

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
De Interes

Artículos de Interes

Revista 122 digital

Revista 122

Hola, si has llegado hasta aquí y no puedes visualizar el contenido, disfrútalo iniciando sesión aquí