Gestión del Riesgo en la Cadena de Abastecimiento

Gestión del Riesgo en la Cadena de Abastecimiento

{accesstext mode=»level» level=»registered»}


Contáctenos


 

Por: Raúl Alejandro Vélez O.
Ingeniero Industrial – MBA
Jefe Logística de Almacenamiento – Comercial Nutresa

En el presente artículo se  hace mención a uno de los asuntos más relevantes del manejo de la logística: La  gerencia de aquellas situaciones que van en detrimento del óptimo desempeño de las operaciones de las empresas. En el texto, el autor invitado expone una perspectiva del riesgo que busca ampliar la visión que se tiene tanto de éste como de las maneras de controlarlo.

Breve Descripción del Problema de Investigación

La gestión del riesgo en la cadena de abastecimiento (SCRM – Supply Chain Risk Management)  ha surgido como un tópico muy importante en la gestión de la cadena de abastecimiento. El editorial del Journal of Operations Management 27 (2009) argumenta que esto es bebido a las tendencias que están apropiando en la actualidad un gran número de compañías: El incremento del outsourcing estratégico en ciertos procesos, la globalización de los mercados, aumento en la confianza en proveedores de servicios especializados e innovación, confianza en las redes de suministro para obtener ventaja competitiva y el surgimiento de tecnologías de información que hacen posible controlar y coordinar cadenas de suministro extendidas.

Se aduce que mientras incrementan esas opciones estratégicas para las firmas, esto también sube la probabilidad de experimentar eventos adversos en cadenas de abastecimiento que amenazan significativamente el normal desarrollo de las operaciones empresariales de las compañías que integran dichas cadenas. Además las interrupciones en la logística pueden afectar negativamente el desempeño financiero de las firmas.

La gestión del riesgo en la cadena de suministro puede ser visualizada como una actividad de manejo estratégico en las compañías, puesto que está directamente relacionado con el logro de los objetivos empresariales y con el desempeño operativo, de mercadeo y financiero de las mismas. La eficiencia y el desempeño organizacional son susceptibles de mejora cuando la estrategia para reducir la incertidumbre tiene en cuenta el contexto y las realidades del entorno.

En el caso de la SCRM, el contexto puede ser interpretado al referirse a las fuentes de riesgo, la magnitud de éste y su relación con los objetivos del negocio y el tratamiento de la ruptura en la cadena de suministro. Las realidades del entorno se relacionan con la medición del grado de exposición a eventos adversos, el alcance de las cadenas logísticas extendidas y las prácticas de gestión de los proveedores, entre otros. De esa manera la esencia de la SCRM es tomar decisiones que de manera óptima alineen los procesos organizacionales y las decisiones para explotar oportunidades mientras se minimizan los riesgos.

Por favor regístrese e inicie sesión para continuar disfrutando de todo nuestro contenido.||

Sin importar cuánto se esfuerce una compañía por controlar sus procesos, una crisis puede surgir del eslabón más débil. Inclusive este eslabón puede estar a varios niveles de distancia de la empresa que resulta directamente afectada (como puede ser el caso de un proveedor que suministra un servicio de transporte para la distribución de alimentos en un vehículo que no cumple con requerimientos de calidad necesarios).

Lo grave de la situación es que en consumo masivo – y en términos generales – el consumidor no se detiene a analizar qué responsabilidad le corresponde a cada eslabón de la cadena de abastecimiento.

Por esto es importante que el primer paso que deben dar las organizaciones cuando inician un proceso de gestión del riesgo en la cadena de abastecimiento sea identificar los posibles riesgos en cada una de las tres secciones principales de la cadena: La primera parte (suministros) conformada por los proveedores y sus procesos (responsables de suministrar materiales y componentes a la empresa), la segunda parte corresponde a los procesos internos (transformación) que comprenden las actividades y tareas de fabricación que se dan al interior de la empresa y la última parte de la cadena (distribución) está conformada por los diferentes procesos de entrega hasta llegar al cliente.

Teniendo en cuenta el planteamiento de Neiger et al (2009), la fase de identificación de “amenazas” en el proceso de gestión del riesgo en la cadena de abastecimiento es crítica para el éxito de dicha gestión; esto obedece a que permite determinar la exposición organizacional a la incertidumbre garantizando que todas las actividades importantes al interior de la compañía han sido identificadas, al igual que todos los riesgos asociados a las actividades en mención. De esta manera la identificación de riesgos aumenta la visibilidad en el proceso de evaluación del desempeño y conduce a estrategias de minimización de eventos adversos, las cuales pueden contribuir con mejoras en los resultados esperados.

El Reto

La importancia y el reto de manejar temas como la incertidumbre, el riesgo y la vulnerabilidad en las cadenas de abastecimiento ha conducido a que estos tópicos se hayan convertido en los últimos años en uno de los puntos focales de interés tanto para los investigadores de la gestión de la cadena de suministro como para quienes la ejercen. De hecho son el eje principal de investigación en el contexto de la gestión del riesgo en la cadena de abastecimiento (SCRM).

Al consultar diferentes fuentes de referencia, Neiger et al (2009) plantea que las investigaciones en SCRM han tratado problemáticas como la representación coherente de la estructura de las cadenas de abastecimiento, la manera en la que los riesgos están relacionados con los componentes de dichas estructura, la naturaleza de los riesgos o inclusive, el valor estratégico de la gestión de riesgos en la logística.

No obstante se evidencia una falencia en el conocimiento del riesgo en la cadena de abastecimiento que se manifiesta en la ausencia de una metodología para la identificación del mismo, de manera que sea posible la identificación de la exposición organizacional a la incertidumbre basada en un análisis minucioso de los factores que componen la cadena de suministro y los tópicos hasta ahora investigados. Es precisamente en este campo donde este autor realiza su investigación: Supply chain risk identification with value-focused process engineering.

Después de la revisión bibliográfica hasta ahora efectuada no se encontró ningún documento de carácter científico en donde se profundice sobre la gestión de riesgo para el medio o un caso particular colombiano. Los que sí se puede citar es la iniciativa enmarcada en el Proyecto Global de Gestión de Riesgo desarrollado por la red MIT (Massachusetts Institute of Technology) Global SCALE (Supply Chain and Logistics Excellence).

Este es un importante proyecto de investigación en gestión del riesgo en cadenas de suministro que busca recoger información sobre la percepción y la gestión del riesgo en seis regiones del mundo. La primera fase del proyecto consistió en una encuesta que se realizó en varios países y comenzó en noviembre de 2009. En América Latina esta encuesta es liderada por el Centro Latinoamericano de Innovación en  Logística (CLI) que tiene sede en Bogotá. 

Este panorama permite visualizar la pertinencia y oportunidad que tiene la problemática planteada en el entorno empresarial colombiano, sobre todo en una época en la que el país ha firmado o está ad portas de firmar Tratados de Libre Comercio con regiones o países tan competitivos y eficientes desde el punto de vista logístico como la Unión Europea, los Estados Unidos, Corea o Panamá.

La anterior afirmación está respaldada por los resultados que ha publicado el Banco Mundial con respecto al Índice de Desempeño Logístico (2012) o LPI por su sigla en inglés (Logistics Performance Index). En esta herramienta de benchmarking, Alemania aparece en cuarto lugar con 4,03 puntos, Estados Unidos es noveno con 3,93 puntos, Corea está en el puesto 21 con 3,70 puntos, Panamá ocupa la casilla 61 con 2,93 puntos y Colombia está en el puesto 64 con 2,87 puntos y en la anterior encuesta ocupaba el puesto 72.

La lectura que se hace al respecto es que los avances en el Índice de Desempeño Logístico se han obtenido gracias a las políticas adoptadas por el gobierno en los últimos años. El principal logro en esta materia es la expedición del documento Conpes 3527 y la Política Nacional de Logística; con estas medidas el Estado ha podido fortalecer el entorno institucional focalizándose hacia el desarrollo de plataformas y corredores logísticos y uso de tecnologías de la información, con el fin de propiciar la generación de servicios de logística y transporte de calidad (Logística de Distribución) que faciliten y fomenten el comercio interno y externo. 

Otra medida ha sido el impulso al desatraso de la infraestructura vial y portuaria del país. El contexto actual es muy favorable para las compañías con tendencia exportadora y que son líderes en el país en la manufactura y distribución de productos de consumo masivo, esto porque los grandes esfuerzos que dichas compañías realizan en su logística de distribución para garantizar el nivel de servicio pactado con los clientes se ven potenciados con las iniciativas gubernamentales. Sin embargo esta convergencia no es suficiente para garantizar el abastecimiento y estar preparados frente a la incertidumbre. Por esta razón se hace necesario que las compañías nacionales profundicen en el conocimiento y aplicación de la gestión del riesgo en sus cadenas de abastecimiento. 

 

Referencias

Editorial, 2009. Perspectives on Risk Management in Supply Chains. Journal of Operation Management 27 (2009), 114-118.

Neiger D., Rotaru K., Churilov L., 2009. Supply Chain Risk Identification with Value-Focused Process Engineering 27 (2009), 154-168.

Viswanadham N., Gaonkar R.S., 2009. Risk Management in global Supply Chain Networks. The Logistics Institute – Asia Pacific, National University of Singapore.

Documento Conpes 3527 – Política Nacional de Competitividad y Productividad.

Documento Conpes 3547 – Política Nacional de Logística.

https://lpisurvey.worldbank.org/ 

{/accesstext}


Mejore su conocimiento, suscríbase a Zonalogística 


 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Interes

Artículos de Interes

Índice de confianza comercial de septiembre subió 8,4%

De acuerdo con la Encuesta de Opinión empresarial, hecha por Fedesarrollo, el ICCO (Índice de Confianza Comercial) se ubicó en 22,2%, un alza considerable comparada con el mes anterior, demostrando que poco a poco, la estabilidad de la economía colombiana se va restaurando.