El blockchain, una oportunidad para transformar los procesos en la cadena de suministros

ZNL_boc
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Desde los primeros días de las ciencias de la informática, las tecnologías emergentes han sido un gran habilitante de los procesos de los negocios y han ayudado a mejorar la gestión de la cadena de suministro. Sin embargo, muchas de estas soluciones tecnológicas han sido soluciones puntuales, aplicables solo dentro de un proceso particular o en una ubicación geográfica específica.

Por: Álvaro Albornoz Bueno

CEO Business Architects Consulting & Training

 

Esto sigue siendo válido, incluso para tecnologías de vanguardia como Internet de las Cosas (IoT), impresión 3D, realidad aumentada, e incluso IA y aprendizaje automático. Sin embargo, la tecnología blockchain cambia el juego.

Las cadenas de bloques proporcionan el pegamento de infraestructura descentralizado que une todos los puntos, lo que permite la transformación digital, no solo de procesos u organizaciones individuales, sino de ecosistemas completos. El blockchain aparece como una oportunidad para colaborar, para mejorar la estructura de datos y la visibilidad para respaldar una serie de iniciativas prioritarias en los procesos de negocios.

La eliminación efectiva de la centralización de datos…

El blockchain es un tipo de tecnología de contabilidad distribuida que, en comparación con las estructuras de intercambio de datos más utilizadas en la actualidad, da la oportunidad de que cualquier persona, en cualquier lugar, pueda usar una cadena de bloques para transmitir datos de forma segura.

En lugar de transacciones lineales y orientadas a lotes, una cadena de bloques tiene complejos requisitos de validación de transacciones, que generalmente involucran a múltiples partes. Esto elimina efectivamente el punto único de falla propio de los sistemas de intercambio de datos tradicionales. Es decir, no hay un punto único para violar, hackear, piratear, etc.; si un bloque llega a fallar, el resto se mantiene inmutable y la red se mantiene viva. Además, la información no se puede modificar, ni eliminar.

Todas las partes tienen visibilidad de lo que se replica, comparte y sincroniza en múltiples ubicaciones geográficas. Esta estructura hace que los datos sean menos vulnerables y más confiables.

Esta tecnología revoluciona la forma en que las empresas realizan transacciones entre sí. Las características de la cadena de bloques son excelentes para transferir la propiedad de activos entre partes que no necesariamente confían entre sí. Un pago, un pallet de productos, un conocimiento de embarque, una orden de compra, un certificado de origen, son todos ejemplos de tales activos.

Desde esta mirada, existirá un cambio profundo en lo que a gestión de la cadena de suministros se refiere. Imagine la administración física de su inventario de productos terminados para su envío. Allí, el almacén recibe productos terminados de la fábrica, inspecciona, almacena e identifica las mercancías para garantizar la precisión del inventario disponible.

Al recibir la orden de envío, recoge y empaqueta los productos, planea la ruta de envío y activa al proveedor de transporte. Para operar completamente la logística de salida, su compañía controla las operaciones de almacenamiento y envío logístico de terceros mediante el seguimiento de la entrega del transportista y el cronometraje de la flota, mientras procesa y audita los documentos de envío, despacho de aduanas, seguro de carga y facturas de servicio del transportista.

¿Qué ocurre actualmente? Hoy pasa que cada entidad operativa ejecuta sus propios sistemas, más o menos integrados, e intercambia datos con las partes de la cadena de suministro utilizando diversos canales de comunicación. Por ejemplo, correos electrónicos, fax, papel, conectividad directa, llamadas telefónicas, entrada manual, entre otros.

Como resultado, cada entidad tiene su propia isla de datos y el intercambio automatizado de datos apenas va más allá de las contrapartes inmediatas ascendentes y descendentes. Las consecuencias largas y engorrosas para reconciliar datos y resolver disputas son la consecuencia inevitable.

Fuente: CSCMP, Junio 2016

Ahora bien, si todas las partes estuvieran registradas en la cadena de bloques, con la naturaleza descentralizada y distribuida de la red, cada transacción entre las partes se validaría continuamente, para así evitar cantidades de inventario duplicadas, documentos de envío o facturas. Simplemente, se registraría secuencialmente en un bloque público, creando una “cadena” única y continua.

De este modo, usando un código de referencia, como por ejemplo el número de pedido, todos los nodos de la red podrían acceder a cualquier transacción que tengan derecho a ver, con la certeza de que los datos recuperados son consensuados, notarizados, privados, irrevocables e inmutables.[1]

 

Fuente: CSCMP, Junio 2016

El blockchain en la cadena de suministros

El blockchain no viene a resolver todos los problemas que puedan ocurrir dentro de la cadena, por lo cual su grado de disrupción debe ponerse en la perspectiva correcta. Sin embargo, la aplicación sobre los procesos de la cadena de suministro sugiere que una buena cantidad, al menos un tercio de estos, podrían beneficiarse enormemente de las funciones ofrecidas por esta tecnología[2].

Un estudio de Business Wire (2017) concluye que, si bien esta tecnología se ve para procesos básicos de transacción de extremo a extremo, como order to cash o procure to pay, la tecnología blockchain posee un valor igual y quizás más innovador en los procesos auxiliares, como la gestión del ciclo de vida de los activos, gestión del rendimiento de proveedores, gestión de cambios de ingeniería, gestión de los riesgos de la cadena de suministro, entre otros.

El tamaño global del mercado de la tecnología blockchain se proyecta que crezca a USD 1.600 millones para 2021, con un CAGR[3] de más del 55%. El segmento de la cadena de suministro de eso es 22%, o USD 373 millones.   

Walmart realizó un programa para mejorar la seguridad alimentaria que incluye la trazabilidad de mangos desde México hasta Estado Unidos. Para acelerar un retiro de alimentos, las paletas de mangos originados en una granja en México se etiquetaron con identificadores numéricos. Cada vez que el producto se detiene en toda la cadena de suministro, su estado se actualiza en el libro de contabilidad blockchain. Una vez que se completó la prueba piloto, Walmart pudo acceder a toda la información de trazabilidad relevante en segundos, en comparación con lo que históricamente tomaría una semana obtener. Por su parte, Coca-Cola ha probado el blockchain para el rastreo de registros y así para garantizar los pagos justos para los trabajadores en su cadena de suministro de azúcar.

Hay tremendas oportunidades detrás de toda esta tecnología. 

De acuerdo con CSCMP (2016) algunos de los procesos que pueden tomar ventajas a través de blockchain podrían ser los siguientes:

  • Certificados de calidad de proveedores.
  • Contratos negociados, encriptados, firmados y con fecha y hora para ser irrevocables.
  • Citas de proveedores, con la información original recopilada de los proveedores para que sea irrevocable e inmutable, y así evitar futuras quejas de proveedores rechazados.
  • Órdenes de compra, con fecha de vencimiento para que sean válidas y legalmente vinculantes.
  • Procedencia de las mercancías, sellado en el tiempo.
  • Control de existencia y verificación de integridad de los documentos de embarque.
  • Resolución rápida de entregas mediante la recuperación de los datos recopilados a lo largo de los procesos de recepción de pedidos y con el sello de tiempo, registro, activación y compatibilidad adecuados con los documentos que viven en la cadena de bloques.
  • Intercambio irrevocable y con sello de tiempo de la documentación e información del proveedor para una correcta e imparcial evaluación del vendedor.
  • Comprobante de propiedad de ciertos bienes, mediante el seguimiento de su ciclo de vida a lo largo de la cadena de suministro. Por ejemplo: metales preciosos, productos básicos caros y artículos sensibles al precio.
  • Prueba para los auditores de que los materiales provienen de áreas certificadas ambiental y socialmente responsables, y tienen partes que cumplen con los controles y criterios establecidos por el cliente o por los organismos reguladores.
  • Programas de mantenimiento de activos firmados, lista de componentes usados, imágenes de partes operadas, certificaciones de trabajo completado y certificados de habilidades de operadores de mantenimiento almacenados con certificación notarial.
  • Los contratistas externos pueden compartir documentos válidos únicos, que producen evidencia que el personal utilizado posee válido.
  • Los certificados de experiencia y los componentes usados ​​cumplen con las especificaciones requeridas.
  • Detalles originales de las verificaciones de laboratorio y resultados de exámenes compartidos sin riesgo de manipulación o falsificación.
  • Componentes e ingredientes trazados a los lotes de materias primas del proveedor.
  • Seguimiento de productos a lo largo de la cadena de suministro para determinar el origen y destino de los flujos de material.
  • El uso de proveedores de servicios logísticos de terceros, de transportistas y de agentes de carga totalmente regulados y controlados automáticamente por la ejecución de contratos inteligentes irrevocables e inmutables.
  • Reparaciones de productos devueltos que cumplan con los específicos y criterios. Título de posesión de las cláusulas de garantía.
  • Bienes defectuosos de ingeniería inversa y rastreados hasta el origen de los componentes, para realizar un análisis de la causa raíz e identificar la fuente del defecto.
  • Flujos de garantías, reparaciones y costos asociados controlados mediante contratos inteligentes e irrevocabilidad de las transacciones a lo largo del ciclo de vida del producto.

El blockchain seguramente realizará un gran aporte a la agilidad, visibilidad y confianza dentro de la cadena de suministros, ya que permitiría a todos los actores compartir una visión única de la manera en que se hacen los negocios.

Sin embargo, como toda innovación emergente surgen preguntas que resolver: ¿Quién debería participar?, ¿Cuál será su rol?, ¿Cómo vamos a ganar dinero?, etc. No todas las preguntas han sido contestadas aún; mucho depende de la función que las partes existentes quieran desempeñar en la futura cadena de actividades de financiamiento comercial, así como de qué incentivos tienen para participar en blockchain.

También hay desafíos que afrontar, como la necesidad de implementar el comercio sin papel, los problemas de privacidad de los datos y cómo lograr que todos los miembros de una cadena de suministro participen. La mayoría de los pilotos de blockchain que están relacionados con el financiamiento comercial, en la actualidad están a cargo de bancos, con limitados participantes externos.

El problema con ese enfoque es que los bancos solo podrán unirse a sus propias redes, lo que limitará el valor cuando se necesitan otros participantes para el rediseño y la adopción o incorporación de un procesos y productos existentes en otros mercados.[4]

Sin embargo, podemos visualizar el potencial de oportunidades y beneficios, si todas las partes se involucran, aspecto que no debería ser difícil dentro del espíritu colaborativo de una cadena de suministros. Así que, aún no es demasiado tarde para comenzar a pensar en su futuro y en cómo pueden unirse a la revolución de la cadena de bloques.

[1] CSCMP, Octubre 2017. Hottopics. Blockchain.

[2] Ardito et al (2018). Towards Industry 4.0: Mapping digital technologies for supply chain management. Business Process Management Journal

[3] Tasa compuesta de crecimiento

[4] Van Tuyll, A. (2017). Supply Chain Quarterly Q2

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *